Miércoles, 18 Mayo 2022 15:07

La demanda de Jorge Estefan Chidiac contra Arturo N, sigue vigente

Escrito por Ignacio Juárez/ Hipócrita Lector

Desde 2015 el hoy diputado local priista ha mantenido su demanda por extorsión, amenazas y violación de correspondencia contra el director de “Diario Cambio”

25 de mayo de 2015. Lugar: El emblemático edificio del siglo XVII, conocido como el Antiguo Trato de Tocinería. Arturo N, como en otras ocasiones, con una actitud retadora a la conferencia de prensa que ofrecía la dirigencia estatal del PRI.

Su semblante soberbio poco a poco se fue descomponiendo cuando el candidato a diputado federal por Acatlán de Osorio, Jorge Estefan Chidiac, proyectó un video en el que se escucharon frases como “administrar reputaciones”, “no vendo tlacoyos”, “¿yo por qué voy a perder mi lana?”.  

Las imágenes, que fueron tomadas en la residencia del priista, revelaban el intento de extorsión de Arturo N. Los memes, la burla, el linchamiento público se desataron de inmediato. 

“Vendedor de tlacoyos”, “tlacoyero”, “administrador de reputaciones” fueron algunos de los epítetos con los que fue bautizado el director de Diario Cambio. 

Y aunque Rueda intentó sumarse a la ridiculización de su persona, el conflicto apenas comenzaba.

*** 

¿Qué ha pasado en estos largos siete años después de haberse conocido el video?  

Jorge Estefan Chidiac lo resume sin tapujos: la denuncia que interpuso en la entonces Procuraduría General del Estado por extorsión, amenazas y violación de correspondencia, sirvió como moneda de cambio.  

A decir del actual coordinador de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, Ignacio Mier Velazco, socio de Arturo N, intercedió con el exgobernador Rafael Moreno Valle para salvarle el pellejo.  

La exoneración debía ser pagada de una forma sencilla: Una campaña de desprestigio en contra de la candidata del PRI a la gubernatura de Puebla, Blanca Alcalá Ruiz, y del propio Estefan Chidiac. 

Hacerlos perder, desprestigiarlos, armarles una campaña que no les diera tregua, fueron las instrucciones. La encomienda fue cumplida.  

Eso llevó a que el priista haya tenido que sortear por 85 meses, es decir, siete años, una serie de chicanadas jurídicas avaladas por Moreno Valle y el extitular de la PGJ, Víctor Antonio Carrancá Bourguet.  

La más evidente fue el uso del término “atipicidad” para evitar el ejercicio de la acción penal contra Arturo N. Dos veces fue archivada la denuncia, dos veces reactivada. 

En la actualidad, la investigación sigue vigente y el denunciante espera con impaciencia la liberación de órdenes de aprehensión contra el sujeto que aparece en el video del escándalo. “Hay todo para que procedan en su contra”, sostiene. 

A pesar del cobijo oficial que Arturo N ha tenido, gracias a la intervención de su socio Ignacio Mier, Jorge Estefan ha ganado un punto importante en esta trama:  

Después de siete años, el video sigue siendo tan vigente como el día que lo publicó, con la diferencia de que contra viento y marea, las indagatorias siguen su cauce.

***
El primer indicio para Estefan Chidiac de que la componenda entre Mier y Arturo N con el morenovallismo gozaba de cabal salud fue la determinación por parte del Ministerio Público del ejercicio de la acción el 29 de enero de 2016.  

Ese año, Puebla se jugaba electoralmente la minigubernatura, un eufemismo creado por el exgobernador para empatar las elecciones federales con las locales. Durante 18 meses habría un gobernador en Puebla que debía llegar al cargo mediante una elección constitucional. 

El morenovallismo decidió jugarse su suerte con José Antonio Gali Fayad, en ese entonces presidente municipal de la capital poblana; mientras que el PRI apostó sus fichas por Blanca Alcalá Ruiz. La pelea estaba considerada de pronóstico reservado.

Por un lado, Moreno Valle sabía que perder la elección representaba un grave riesgo a su proyecto presidencial. Por el lado del tricolor, el gobierno federal estaba en la disposición de recuperar todos los espacios posibles, de ahí que apoyaría con todo a su abanderada. 

En esa elección, Jorge Estefan ocupó la dirigencia estatal del PRI y fue el encargado de llevar a buen puerto la elección.  

Desde esa posición vio a grupos como el dogerista, al que pertenece Ignacio Mier Velazco, darle la espalda a su partido, seguidos por otros priistas que tenían la cola muy larga tras su paso por la administración estatal. 

Blanca y Estefan fueron sometidos a una campaña permanente de golpeteo que, a decir del exlíder priista, Diario Cambio ocupaba el primerísimo lugar.  

Con la pelea electoral a todo lo que daba, el 7 de abril de 2016, Jorge Estefan presentó su primer recurso de inconformidad ante la decisión del no ejercicio de la acción penal.  

Tres meses después, la Dirección General Jurídica, Consultiva y de Asuntos Legislativos de la FGE le corrigió la plana al MP y reactivo la denuncia. 

Los meses pasaron. Y el 28 de marzo de 2017, Jorge Estefan tomó nota de un nuevo respaldo de Moreno Valle a Arturo N.

El MP otra vez determinó el no ejercicio de la acción penal que, de acuerdo con Estefan, tuvo como fondo una nueva instrucción: Que le diera todo su respaldo a Martha Erika Alonso Hidalgo en la elección de 2018.  

Esa situación llevó a que Arturo N comenzara una campaña contra Miguel Barbosa Huerta, candidato de Morena a la gubernatura. El problema, explica el priista, es que en esa misma campaña Ignacio Mier Velazco fungía como vocero del morenista.  

Lo que Arturo N y Moreno Valle no esperaban es que 14 días después, Estefan decidiera controvertir de nueva cuenta la decisión, así como tampoco que el 2 de octubre de ese año la Dirección General Jurídica reactivó la denuncia y demandó al MP que recabara más medios de prueba, como testimonios y dictámenes de criminología. 

A partir de esa fecha, el caos sobrevino para Arturo N al recibir varios reveses en las actuaciones judiciales. Una razón más: El expediente en contra del director de Diario Cambio ya fue integrado conforme lo requirió la autoridad y está listo para su consignación.

El balón está en la cancha de la fiscalía para llevarlo ante la autoridad judicial y se liberen de las órdenes de aprehensión.

***

23 de mayo de 2019. Periódico El Financiero. El exsubsecretario de Gobernación y exdirector de Notimex, Héctor Villareal Ordóñez, asienta: “En Puebla hay una historia muy conocida entre políticos y periodistas.

En 2015, el exdirigente estatal del PRI, Jorge Estefan Chidiac, denunció con una grabación la extorsión de la que fue objeto por parte de Arturo N, director “general y editorial” de una publicación llamada Cambio, editada en esa entidad.  

“El video no tiene desperdicio y podría ocupar un sitio en la galería de la basura que describe la relación entre medios y periodistas con los poderes públicos, en buena parte del país”. 

“Administrador de reputaciones” fue el título de la columna del exfuncionario federal. Un texto que, entre otras lindezas, recoge emblemáticas frases de Arturo N: 

“Mi negocio es administrar la reputación de los políticos… es mi negocio… pero estoy haciendo una excepción en esta administración de la reputación… invierte, págame, depositas seis, te doy la pinche grabación y depositas el resto a una constructora, cabrón y ya… la política es momento y oportunidad”.

Con información de Hipócrita Lector

contraparte.mx
© contraparte.mx | 2022
Calle Orión No. 13 Interior 7 Fracc. Villa Satélite La Calera, Puebla, Pue. CP 72564 Tel. (222)2-16-00-51. Todos los derechos reservados, Contraparte Informativa y Periodística S.A. de C.V, de no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, edición y cualquier uso de los contenidos de este portal.